Romeo y Julieta.

Julieta abre los ojos.
Respira. Respira. Respira. Respira.
La daga no ha atravesado ni un centímetro de su piel. A su derecha, Romeo, tose escupiendo el falso veneno.
Su familia se ha retirado ya. Es de noche, ya no velan el supuesto eterno sueño.
Julieta sonríe.
-Hasta Shakespeare se lo ha creído, cariño.

Y escapan por el balcón.

Comentarios

  1. Coño! Al final acabó bien, qué alegría!

    ResponderEliminar
  2. Se lo creyó toda la humanidad.

    Muás!

    ResponderEliminar
  3. Si, como Elphie (la bruja mala del oste en la pelicula del Mago de Oz) que no se murio por el agua, desaparicio y cuando dorothy llego a kansas se fugo con el espantapajaros y con Glinda (la buena hada del norte) que era su amiga :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Wow! Me dejas sin palabras. ¡Mola! :)

    ResponderEliminar
  5. nos lo creimos todos... que ilusos!!!!!

    me gusata este nuevo final!! ^^

    ResponderEliminar
  6. yo tambien me lo e creido. y sigo aciendolo :)
    muaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  7. Siempre supe que esa historia tenía que acabar bien.
    Gracias por contarme el auténtico final:)
    Muááá

    ResponderEliminar
  8. Tremendo final, y yo que viví angustiado todo este tiempo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué le diremos a la pobre criada de Julieta? :)

    A.

    ResponderEliminar
  10. Guau, éste final es genial!
    Por qué estas historias siempre acaban mal? :(

    Un besoteee.

    ResponderEliminar
  11. me encanto tu bloog :)
    que andes bien!
    kuss.

    ResponderEliminar
  12. jajjajja me he reído mucho, me encantaa!!! Un GRAN final!!!

    ResponderEliminar
  13. prefiero mil veces este final :)

    ResponderEliminar
  14. Percibo que ni la mitad de los comentarios que aquí veo, han llegado a entender la belleza e ironía de tú escrito.
    Te felicito por esta mini obra de arte

    ResponderEliminar
  15. Waao. ! Y yo que creía que sólo podía haber final desdichado para romeeo y julieta jaja.

    Original

    ResponderEliminar
  16. Me uno a esto, no puedo evitarlo. Es que me gusta demasiado, es como un vicio. Acabo de declararle al viento que me he vuelto seguidora de los demasiado entrometidos :)

    "Hasta Shakespeare se lo ha creído, cariño."

    Si mi adorado Shakespeare levantara la cabeza...
    ...se ofuscaría, luego sonreiría y volvería a agacharla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad

Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.