Penumbra.

Hace mucho tiempo, el hombre se estremecía cada vez que se ponía el sol.
Porque se sumía en la más completa oscuridad. Y odiamos aquello que desconocemos, que no podemos manejar, que se escapa de nuestro control.

Por eso se inventó la bombilla. Para tener siempre un pequeño sol cerca de nosotros.
Pero no pudimos contenernos, no ahora que conseguíamos espantar (que no eliminar) a la oscuridad.
Pronto la bombilla duró más, brillaba con más fuerza, se hacía más eficaz, más grande, más numerosa.

Nuestros soles crecían, nos acompañaban, nos hacían sentir fuertes en la noche. Con el paso del tiempo, tanta luz empezó a aclarar el cielo estrellado, de forma que no podíamos ver nada, puesto que habíamos logrado un día en plena noche, un oasis entre la tiniebla.

Y sin embargo, el ser humano nunca iluminó toda la tierra de la que disponía. Porque se sentía terriblemente atraído por la oscuridad, y al mismo tiempo, la temía. Porque bajo la luz eres visible, brillante. Bajo la oscuridad eres invisible, misterioso, secreto.

Quizás es nuestro castigo por ser demasiado ambiciosos y pretender frenar el mundo.

Hauptbahnhof

Comentarios

  1. C'est pas mal.
    Aunque yo creo que la noche -no la oscuridad- tiene un noseque que atrae más que una crêpe de nocilla...
    Realmente inquietante.

    ResponderEliminar
  2. Por suerte guardamos algunos rincones donde la noche es noche, por aquello tan humano de anhelar lo que perdimos.

    ResponderEliminar
  3. La oscuridad tiene secretos, pero algunos pueden ser descubiertos si apagamos la luz no? ;)

    ResponderEliminar
  4. Y la de cosas que no pasarían si no fuera por el amparo de la oscuridad!
    Ahora que me fijo en lo qu epone en el formulario de comentarios, como os voy a poner una crítica mordaz??(y eso que dicen que tengo una mente afilada) Vuestros textos son supercuriosos y eso es algo muy de valorar en los blogs!

    ResponderEliminar
  5. Todo tiene su misterio. Y a plena luz, se arranca de cuajo, pierde su gracia.
    Sinceramente, adoro las películas de miedo. Y no serían lo mismo sin oscuridad.
    Te leo!

    Un beso!


    EMME

    http://mirandoatravesdemicristal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Me encanto, realmente esta entrada me encanto.!
    Espeor que pases buen fin de semana corazón.
    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me pasaba por aquí para decir que soy nueva en esto, y pues me gustaría conseguir seguidores :) El blog trata sobre mi otro pequeño mundo y ellas. Si quieres saber de que va, no dudes en entrar, y si te gusta sigueme! Un beso volado, Haydée
    ¿Sabes que? Me gusta mucho tu blog, intentaré pasarme siempre que pueda, de verdad ;)

    ResponderEliminar
  8. Tengo tantas fotos parecidas...llenas de luz en la oscuridad...
    con lo que me gusta la noche, a tientas.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado:la luz o la oscuridad.
    ¿somos invencibles?¿nada nos detiene?,fantástico el texto.

    Saludos de ladyjenns y bss

    ResponderEliminar
  10. La oscuridad tiene su encanto, y no nay q perderlo

    Lafrau

    ResponderEliminar
  11. Poder ver las estrellas es una sensación mágica, a mi me encanta y no me gustaría perder los pocos lugares que quedan en los que podamos verlos..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad

Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.