Banco, 2.

Gloria y Flor llevan viéndose toda la semana. Misma hora, mismo banco.
Flor lleva el mismo vestido, y el peinado es el mismo.
Gloria se sienta en el banco. Llega 5 minutos tarde y sabe que Flor no va a estar.

Se le hace el corazón un puño. Encuentra una pitillera de plata.
Un mechero barato y una tarjeta con una dirección.
"¿Qué tal si me lo devuelves?".

Y es que hay decisiones que debes tomar con calma.
Aunque esta es demasiado fácil.
Y de repente, lo que lleva en la mano es de oro puro en vez de plata.

Gloria no recuerda haber estado tan emocionada en la vida.
Flor, desde el balcón, sonríe. Y ya no tiene que fumar.


PS. Gracias por las 20mil reminiscencias. Os enviaremos un paquete de emociones, de las de verdad. ;)

Comentarios

  1. *o*
    dulces palabras,
    como siempre,
    me gusto :)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. gloria y flor son realmente especiales, y ese banco también :)

    ResponderEliminar
  3. Detalles como esos son los que hacen a una persona.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  4. Que bonitos "encuentros" en ese banco, no?

    ResponderEliminar
  5. polemica no es solo una foto escandalosa o una palabra sucia las inconquistables ¿...te atreves a entrar...'?

    ResponderEliminar
  6. Esta saltamontes te ha dado un premio en el blog ;)

    Y muy bonito texto. Esas son las escenas que merecen la pena recordar

    ResponderEliminar
  7. una buena escena,muy bién, salut!

    ResponderEliminar
  8. Bonita historia...
    yo la devolveria!!! ;)
    besos

    ResponderEliminar
  9. me las imagina alas dos, sonriendo
    muua:)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad

Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.