Un solo corazón es el que late.





Tome puñal y rasgue la seda que lo envuelve
Y por el pliego que lata todavía
sepárese en dos partes

Gravite encendido en dolor
Y duela
Duela usted como no ha dolido
Haga gritarse en sí, y vuele
Crea morir.
Luego vuelva. 
Y envuélvame si puede.

Coloque pliego sobre pliego
Carne sobre Carne
Enlace su verso en mi palabra
Sufra hasta el desmayo.

Y cuando el último hálito de rima
Se escape entre sus dientes
Volará mi nombre ciego y surcado por la llama
Se abrirá en canal la rama de mi aorta
y latirá usted con mi latido

Y así,
Tomaré bisturí, hilo y aguja
Coseré ambas sangres.
Con maldad,
Con despotismo

hasta el cese de la queja
y no escocerá ni el pliego, ni la sangre

"¿Lo intuye ahora?" diré, flotando en la tiniebla
"un sólo corazón es el que late"



Comentarios

  1. El deseo tan grande de colarse bajo la piel, de no ser ya sin ti. Qué bien lo has escrito, me ha encantado.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Woooooooooooooooooooooow
    que me sorprende lo hermoso que te ha quedado "un solo corazón"
    de verdad me gustó mucho.
    Un gustote volver a leerte. ;)

    ResponderEliminar
  3. Como un manual. Genial.

    ResponderEliminar
  4. No hay comentario que pueda a estar a la altura pero tengo que decirlo: GENIAL.

    ResponderEliminar
  5. Me siento ridícula intentando comentar algo con sentido tras leer algo como esto.
    Es sublime.
    Un placer descubrirte, me quedo por este lugar tan mágico.
    Un beso muy muy fuerte! :)

    ResponderEliminar
  6. Perfectamente podrían ser las instrucciones para construirse un corazón...

    ¿Sabes cuándo lees algo que te llega y te quedas un rato en blanco diciendo "joooder"?

    Pues ahora viene el rato en blanco.



    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad

Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.