A las sábanas del velero.




La mente gravita unida
en sábanas de velero. 
La mano encendida aferra
furiosa los cuatro cuerpos

queríamos dos fulanas
y han traído esqueletos
bailan bailan cercenando
cálices de vino viejo

el calor apaga el grito
blanco, de puro änhelo
por escalar en prohibido
muro de eterno convento

queríamos dos peregrinos
y han traído siete aedos
cantan cantan recogiendo
el tibio maná del cielo

la niña de flores blancas
recita en la calle el credo
dentro de los portales
ya sólo se oye el silencio

queríamos dos palabras
y han traído veinte versos
Guillém sonríe buscando
luz en lo que está leyendo. 

Cuenta, cuéntame las sílabas
que el romance te está oyendo
me dice que en cada rima
piedras recitan con miedo

yo aunque no sepa poesía
te leo siempre y comprendo
que en el nada 'no se hacer'
los guijarros perecieron


A mi buen amigo,
al verdadero poeta.

Comentarios

  1. me encanta tu blog, me gustaría que te pasaras por el mío, es un tanto diferente y aun estoy empezando, pero me gustaría tu opinión. gracias
    http://malditadulzurasdc.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Queríamos lo que nunca nos trajeron...

    ResponderEliminar
  3. hola te invito a mi blog http://laboratoriodetristan.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad

Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.